DIY : Hágalo usted mismo: conejos flourecentes con biotecnología.

La biotecnología a avanzado en escala desmedida. Según Klaus Schwab los limites actuales de la biotecnología no son técnicos sino éticos, esto debido a que es muy fácil poder crear cualquier tipo de vida imaginable desde casa. En el campo de la biotecnología hay un movimiento ya establecido de DIYbio (“Hágalo usted mismo”) en donde el objetivo principal es que los avances científicos se pudieran democratizar para que las personas que no fueran académicos o que no tuvieran acceso a equipados laboratorios pudieran hacer ciencia desde casa. El movimiento de bio-hacking se ha dedicado a diseñar laboratorios caseros de bajo costo para poder avanzar en la ciencia sin importar tus recursos económicos o tu acceso a la educación. En este momento puede comprar el CRISPR Kit que le costará 160 dólares con el cual se pueden modificar bacterias genéticamente. Incluso hay todo un movimiento de Bio Art en los que destaca Euardo Kac, él dice que es un por medio de estos procesos puedes hacer que el arte “tome vida”. Entre algunos de sus proyectos se encuentra un conejo modificado con características de algas marinas flourescentes que le permite brillar en la obscuridad (GFP Bunny, 2000) , o bien una petunia con características de animal la cual llama Edunia en lo que considera como una nueva especie “planimal” (Natural History of Enigma, 2009). Ya hay varios vlogers que hacen experimentos genéticos de biohacking en streaming, a veces de sí mismos para mostrar los posibles peligros en como el activista Josiah Zaynera inicios de este año. A pesar de lo que pueda estar pensando sí se intentan establecer regulaciones, pero todos sabemos después del ejemplo de la oveja Dolly no será nada sencillo, la puerta está abierta. La UNESCO establece que no se permitirá la clonación humana porque va en contra de la dignidad, incluso el FBI ya asiste a las conferencias anuales de DIYbio. La cuestión es que la tecnología y el acceso a esta ha rebasado toda institución, y ahora solamente nos queda confiar en la ética personal. Lo ideal sería, que las posibles regulaciones que se alcancen a establecer vinieran de la comunidad biohacking para que puedan ser respetadas.

Colaboración para el A.M. Querétaro publicado el 10 de noviembre del 2018.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here